Escuela Argentina de Qi Gong

---Líder en Formación Profesional---

Aplicación del Qi gong

Grulla

Qi se refiere al “aliento vital” a la energía que anima a todo el universo, en particular al hombre. Gong se refiere al “trabajo”. Qi Gong significa el trabajo sobre la energía vital.
El Chi Kung o Qi Gong deriva de técnicas más antiguas conocidas como Dao Yin.
El término Qi Gong es relativamente reciente, no fue empleado en su sentido actual hasta el pasado siglo XX. En un principio designó su utilización solo a lo marcial. No es hasta los años 30 que se utiliza para designar su aplicación terapéutica en la obra Terapéutica específica para la tuberculosis: el Chi Kung de Dong Hao, publicada en Hangzhou.
En diciembre de 1955, el ministerio chino de la salud reconoció oficialmente el interés terapéutico del Chi Kung y recomendó su práctica.
En la actualidad se utiliza el término Chi Kung (Qi Gong) para referirse a múltiples ejercicios destinados a desarrollar fuerza (física, energética, mental o espiritual) o a fines terapéuticos, mediante la movilización de la energía humana (Qi).
Los ejercicios de Chi Kung que se practican como complemento al Tai Chi Chuan, suelen ser suaves, aunque se realiza un trabajo intenso. Se combinan con la respiración y la meditación. Activan el metabolismo sin peligro aunque no es recomendable practicarlos sin la instrucción de una persona cualificada.
Por sus efectos inmediatos (ventilación, euforia) da la sensación de que es un ejercicio de efectos parecidos a los que esperamos los occidentales aunque en realidad los efectos buscados son más complejos y menos aparentes a corto plazo.
“Utilizando la mente, la respiración y los movimientos del cuerpo, el Chi Kung, activa la circulación de la energía a través de los meridianos, fortalece los órganos internos, ejercita los huesos, las articulaciones y los músculos, promueve la relajación y el control del estrés, previene lesiones ocupacionales y expande la conciencia en todos los niveles.
“El propósito del Qi Gong es mejorar el nivel de pericia, de aptitud para la práctica del Tai Chi Chuan, Kung Fu o deportes en general y en ciertos casos la bisqueda del desarrollo espiritual.
Rapidamente lograremos abrir, soltar, liberar las articulaciones, relajar los órganos internos, flexibilizar músculos, tendones, ligamentos,  También estimular el flujo y retorno de la sangre y el Chi circulando libremente por todos nuestros sistemas y a fortalecer el Wei Chi (la energía defensiva).Ayudar al practicante a sentir el Chi.  Establecer coordinación neuro-motora. Lograr la sincronía entre el cuerpo la respiración la aptitud para el ejercicio, la mente despierta y lúcida y una mayor conciencia espiritual.