Escuela Argentina de Qi Gong

---Líder en Formación Profesional---

Estiramientos de los meridianos tendinomusculares

Apertura del meridiano tendinomuscular del Bazo/Pancreas:

Desde la postura inicial, abrimos pie izquierdo ancho de hombros, para luego abrir un doble ancho de hombros. Comenzamos por la izquierda.
Inspirando.
Flexionamos la rodilla derecha, descendiendo sobre ella, manteniendo este pié abierto, la pierna izquierda se mantiene estirada, mientras cerramos el pié, rotando la punta hacia adentro, mantenido su borde externo bien apoyado en el piso.

El torso debe permanece recto en perfecta verticalidad durante todo el ejercicio.

A partir de esta posición, Con las manos apoyadas sobre la raíz de los muslos, en la fase de inspiración, del lado de la pierna estirada (la Izquierda) levantamos el dedo gordo del pie izq. hacia arriba para activar el trayecto tendinomuscular del meridiano en su recorrido, a la vez que giramos ligeramente el tronco en la misma dirección, con ello realizamos una torsión del diafragma y las costillas que viene a incrementar la presión intra abdominal y torácica reforzando y estirando en el interior las envolturas de los órganos.    En una fase más avanzada, el ejercicio se realiza elevando el perineo en la inspiración, esto asciende el suelo pélvico provocando mayor compresión del Chi en el interior. También descendiendo el hombro derecho y ligeramente elevando el izq., lograremos abrir, expandir el Da Bao 21BP (Gran lo del Bazo).
A continuación, durante la exhalación desplazar el peso, trasladando el cuerpo al otro lado, sin levantarse y rehacer la postura.

«Repetir el estiramiento al menos tres veces de cada lado».

Para finalizar el ejercicio: nos situamos de pie, en una posición confortable que nos haga sentir en contacto con la Tierra y con el Cielo, relajamos la respiración y tomamos conciencia del recorrido externo e interno de este meridiano; nos concentramos especialmente la circulación de la energía de este meridiano y permanecemos durante algunos instantes disfrutando de nuestras sensaciones.