Escuela Argentina de Qi Gong

---Líder en Formación Profesional---

LAS ESTRELLAS CIRCUMPOLARES

Del mismo modo que lo hace como sonido, la energía también se manifiesta como luz. Se podría decir que la energía es vibración lumínica. En nuestra anatomía sutil, el sistema de glándulas actúa como el interruptor que regula el flujo energético entre las dimensiones sutiles y el cuerpo físico. Lo que hace posible el incremento de frecuencia del que se ha hablado en las prácticas del Fuego y el Agua es la apertura del potencial del sistema glandular.
Las glándulas maestras que regulan el flujo energético desde lo alto del universo hasta la dimensión física se encuentran en la Cámara de Cristal, en el centro del cerebro. Se trata de las glándulas pineal y pituitaria. Ambas trabajan con la energía en tanto que vibración lumínica.
El objetivo principal de la Práctica de las Estrellas es abrir el potencial de las glándulas maestras, lo cual se consigue por medio de conectar conscientemente con la luz sutil de determinadas estrellas.

 Las estrellas circumpolares son el grupo de seres-estrellas alineados con el eje-canal central de la Tierra. Todos los seres que actúan en la dimensión física están dotados de un canal central. El ser-Tierra no es una excepción. Todos los seres de la faz de la Tierra están en resonancia con el canal central de la Tierra.

 La Estrella Polar y las estrellas de la Osa Mayor son el objetivo del primer nivel de la Práctica de las Estrellas a causa de su conexión con el canal central y del nivel de conciencia que representan. En esta práctica, cada uno establece las estrellas internas como vínculos con las visibles en el exterior. Uno de los hallazgos magistrales de todos los grandes practicantes del pasado es que todo aquello que está fuera también está dentro. A este nivel-experiencia a veces se lo denomina «Traer el Cielo a la Tierra».

La relación que se establece con la Estrella Polar y la Osa Mayor se va haciendo cada vez más importante a lo largo de las Prácticas de Trascendencia. La Estrella Polar es el umbral interdimensional a través del cual la conciencia se ve proyectada más allá del anclaje de la dimensión física. No se trata de un proceso en el que se «va» a ningún sitio, sino en el que se «sintoniza» con la frecuencia de una determinada dimensión. Y sólo se consigue hacer esto si uno a desarrollado altas frecuencias, estables y afines con las sintonizadas, dentro de su sistema energético personal.

En las Prácticas de las Estrellas se da mayor importancia a las estrellas que a los planetas. En tanto que seres auto-iluminados, las estrellas se encuentran en estadios de conciencia en que la luz interior se ha desarrollado a tal nivel que ahora generan beneficio para todos los seres.

Ésa es la función portadora de vida del ser-Sol, la estrella más próxima a nosotros. Por el contrario, los planetas todavía se encuentran en niveles de conciencia en que la luz interior se tiene que desarrollar. Del mismo modo que los humanos, todavía están en vías hacia la iluminación.