Escuela Argentina de Qi Gong

---Líder en Formación Profesional---

Obsequios Para el Buda

En una ocasión este exaltado personaje se le acerca al Buda con gran enojo, pues le había sucedido una desgracia, creyendo él, que siendo por largo tiempo discípulo del Maestro eso no le habría de suceder, por lo cual no podía aceptar el hecho.

Lleno de ira y cólera, acuso, injurio, blasfemo al Buda con gran vehemencia; el Gran Maestro lo escucho calmada y serenamente. Luego hizo una pausa para suavemente y en voz muy baja, agradecerle por los regalos que le traía, he indico que el no era merecedor de esos obsequios, que por favor tuviera la gentileza de quedárselos.

Por supuesto el pobre hombre quedose mudo y totalmente desconcertado dándose la vuelta para marcharse; luego de andar unos pocos pasos se detuvo, cayó sobre sos rodillas y comenzó a llorar desconsoladamente.