Escuela Argentina de Qi Gong

---Líder en Formación Profesional---

POTENCIAR LAS EMOCIONES POSITIVAS

Nuestro trabajo consiste en limpiar el pasado, en acabar ciclos y en aprender a transformar estados emocionales negativos en pura vitalidad. El resto de las prácticas nos conducen a un estado de mayor eficacia y de equilibrio duradero. En esas condiciones se empieza a desarrollar un estado emocional positivo que nos invadirá cada vez con mayor frecuencia y que durará  cada vez periodos más largos.
Las emociones positivas surgen cuando el organismo vibra en frecuencias más altas de lo que es habitual. Los estados negativos se manifiestan cuando la energía fluye con dificultad y el organismo se encuentra descentrado desde el punto de vista energético, nutrimos y potenciamos las emociones positivas que provienen de los distintos órganos. Lo que hacemos es combinar de manera consciente este tipo de altas frecuencias en una sola: la energía de la compasión pura. A partir de entonces hacemos circular esta alta frecuencia a través del sistema de meridianos de manera que aumente el nivel vibratorio de todo el sistema energético.

Al principio, estos estados positivos se experimentan por breves lapsos de tiempo, y luego retornamos progresivamente a nuestro estado de conciencia habitual. Sin embargo, la práctica regular hace que el sistema energético empiece a transformarse y que acabe por estabilizar la nueva frecuencia de la práctica. Como consecuencia, se produce un giro en nuestra conciencia y un cambio cualitativo en nuestra relación con los demás, con nosotros mismos, con los planetas y con todos los demás seres. Asimismo, alcanzamos un nuevo grado de salud física, emocional y mental. La energía de la compasión es empleada para elevar la frecuencia del canal central y de los canales de apoyo que lo circundan. Este nivel de trabajo sienta las bases del ingrediente alquímico adecuado para las prácticas superiores del Fuego y el Agua.
La práctica nos brinda la capacidad de generar energías extraordinarias que nos permiten obtener resultados extraordinarios. Existe un error común entre los practicantes que pasan superficialmente por la  práctica  de base, que consiste en abordar la alquimia superior con energía común, ordinaria, pero con la esperanza de alcanzar resultados extraordinarios. La energía normal(ordinaria) solo puede producir resultados normales. La alquimia superior requiere ingredientes excepcionales, tanto en su calidad como en su integridad (cualidad).